Dirigir una pequeña empresa puede ser estresante, especialmente si te preocupan los resultados, la reducción de personal o el hecho de tener que dejar libre el espacio de la oficina. Eso, sin mencionar las pequeñas cosas del día a día que pueden añadir estrés, como la gestión de un exceso de inventario o de los elementos esenciales de la oficina. A continuación te mostraremos algunas soluciones de almacenamiento para las pequeñas empresas que seguro te ayudarán a organizarte y disminuir esas preocupaciones.

 

Beneficios y usos de las unidades de almacenamiento comercial

 

Cuando se desarrolla una empresa, el espacio adecuado para todas sus operaciones puede ser difícil de conseguir. No importa si estás trabajando desde tu casa, construyendo un equipo completo, o buscando formas de reducir los gastos generales.  Un servicio de almacenaje flexible puede ser clave para ir acomodando mes a mes. 

Si tienes un presupuesto (todos los negocios lo tienen), o no es exactamente factible trasladar tu equipo o inventario a un gran espacio comercial. En lugar de gastar una parte del dinero en un arriendo a largo plazo o en una inversión inmobiliaria, ¿por qué no aprovechar una bodega para guardar tus productos y suministros? Claro, debe ser accesible y cercana a tus operaciones.

 

Cuando arriendas una bodega para las necesidades del negocio, no se requieren compromisos a largo plazo, así que no te quedarás encerrado en un contrato que no te sirve. Paga por tu unidad por el tiempo que lo necesites.

 

Gestión de inventario y almacenamiento

 

Una amplia gama de industrias se encuentra con la necesidad de más soluciones de almacenamiento. Si tienes suerte, no obstaculizará tu productividad o tu capacidad de trabajo, pero a menudo sí puede. Cuando simplemente estás concentrado en las muchas tareas que tienes a mano, mantener tu espacio físico organizado es probablemente lo último que tienes en mente.

Algunos elementos que comúnmente consumen espacio en los edificios comerciales incluyen:

  1. Inventario excesivo
  2. Imprevistos de ventas y marketing
  3. Herramientas y equipo
  4. Suministros o materiales de oficina
  5. Registros y documentos en papel
  6. Muebles de oficina sin usar

 

Características y soluciones para simplificar el almacenamiento de productos comerciales

Con una bodega para fines comerciales, puedes arrendar un espacio en un lugar central de tu lugar de trabajo, lo que te permite conservar el exceso de inventario y viajar sin tener tu vehículo lleno de cosas que no necesitas inmediatamente.

Incluso si no trabajas en una oficina o vendes productos, los proveedores de servicios como los contratistas también pueden beneficiarse de un lugar confiable para almacenar equipos y suministros. Una solución de almacenamiento fuera de la oficina mantiene todo en orden bajo un mismo techo para que puedas volver a lo que es importante: hacer tu trabajo.

Agrega repisas y deja pasillos en tu bodega para acomodar un acceso rápido mientras te aseguras de que todo esté a su alcance.

 

Expansión o reducción de tamaño

Toda empresa está destinada a expandirse y contraerse. Pero, si ese ritmo de flujo se convierte en turbulencia para tu empresa, puede que te quedes sin espacio suficiente para todo, ya sea más empleados o todo el mobiliario de una vieja oficina.

Afortunadamente, las bodegas pueden ayudarte a crecer con tu negocio sin problemas. Si puedes usar un espacio más grande o más pequeño, puedes trasladarte a la unidad que necesites eligiendo entre una gama de tamaños.

 

Desafortunadamente, la reducción de tu equipo o espacio de trabajo puede ser una realidad de tiempos económicos inciertos. Ya sea que tu negocio esté cerrando para siempre o esperando más estabilidad para reabrir, el almacenamiento está aquí para ayudar a mantener tu inventario y suministros hasta que se necesiten. Encuentra el espacio que necesitas en kipp.storage,  a un click de distancia.


 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir