Lograr un equilibrio en los gastos de despacho es uno de los mayores desafíos para la logística de una empresa.Se estima que el costo de envío de última milla comprende el 53% del valor total de la entrega, por lo que resulta fundamental buscar las mejores estrategias para reducirlos. 

 

¿Cuáles son los principales tipos de envíos?

 

tipos de envío

 

1. Envío gratuito: según algunos expertos, ofrecer este tipo de envíos es un excelente incentivo para fomentar la compra por parte de los clientes. Si bien implementar esta tendencia, que tiene su origen en Estados Unidos (Free Shipping) , podría aumentar considerablemente los porcentajes de conversión de los e-commerce, se genera un costo extra que no siempre es conveniente para la estructura de costos de la empresa, ya que muchas veces el costo de envío puede ser mayor al valor de la compra.

 

2. Por valor del pedido: otra posibilidad (un poco más ponderada) es la de ofrecer la opción de envío gratis a partir de un valor específico. Un excelente ejemplo de este tipo de envíos, es lo que ofrece Mercado Libre. Si tu compra total a un determinado comprador supera cierto monto, el envío es gratis. Claramente los objetivos fundamentales de esta política son que el pedido medio aumente y mayor ganancia de clientes.

 

3. Envíos variables: los estudios señalan que este tipo de política de despacho no es la más indicada para aumentar los índices de conversión, ya que muchas veces puede llevar a confusiones por parte de los clientes. Por ejemplo, si una persona tiene en su carrito de compras productos de diferentes valores, el costo de envío aumentará en relación a los ítems seleccionados, independiente del monto final de la compra. Lo anterior traerá consigo una baja en el carrito medio, una disminución de la tasa de conversión y un cliente confundido. ¿Para nada recomendable verdad?

 

4. Envío con costo fijo: para los clientes, el hecho de saber de antemano cuánto les va a costar el despacho del pedido, independientemente de lo que compren y la dirección dónde lo envíen, les dará una sensación de seguridad, ya que de antemano saben con que se encontrarán al momento de finalizar su compra. El desafío para las empresas que ofrecen este tipo de envíos consiste en determinar cuánto están dispuestos los clientes a pagar por los gastos de envío.

 

Entonces: ¿Cómo optimizar los gastos de envíos de una empresa?

 

aprende cómo optimizar los gastos de envío

 

1.Consolidar todos los pedidos y optimizar órdenes: si se tiene en cuenta factores como plazos, prioridad, especificaciones y volumen de las entregas, es posible anticiparse a imprevistos, optimizar tiempos de transporte y evaluar diferentes opciones de entrega es fundamental si queremos reducir los gastos de envío. 

 

2.Aprovechar el avance en las tecnologías móviles:  el avance en las tecnologías móviles ha sido un muy buen aliado para el proceso de la última milla, ya que a través de estas puedes mantener contacto con los couriers  y ejercer mayor control sobre el estado del pedido hasta la entrega. Además, algunas aplicaciones de logística están realizadas en base a algoritmos que permiten optimizar los tiempos en los mismos centros de distribución. 

 

3. Buscar opciones para minimizar tiempos de entrega: además de calcular el costo óptimo de envío de un producto, también debes enfocar tus esfuerzos en analizar factores como optimización de rutas, disponibilidad de vehículos, etc. Entre más demore la entrega, más alto será su valor final.

 

4.Evita el exceso de inventario: las existencias en bodega pueden convertirse en nuestro principal enemigo a la hora de reducir costos de distribución, ya que al conservar mercancía que no se vende incrementan los costos de almacenaje, te expones a pérdidas por posibles daños y a la devaluación en el precio de los productos. 

 

5.Implementa una buena estrategia de devoluciones: los productos devueltos (o logística inversa) aumentan significativamente el valor total de los despachos. Es importante monitorear de cerca el proceso, ya que factores como precio incorrecto, productos erróneos o dañados, solo significarán un aumento en los costos de esta parte del proceso.

 

6.Busca aliados estratégicos: si bien puede sonar como un gasto extra innecesario, la tercerización de procesos de distribución y logística es una buena opción si lo que buscas es reducir el costo de la operación . Al eliminar la variable de los despachos (que no son el foco de tu negocio) estarás liberando una carga operativa que incluye infraestructura, capacitación y personal.

 

Somos Kipp y estamos para ayudarte

 

en Kipp ayudamos a optimizar tu proceso logístico

 

Esperamos que este material te haya sido de utilidad. Si estás en la búsqueda de bodegas para optimizar tu proceso logístico, te invitamos a contactarnos. 

 

Si de optimizar gastos de envíos se trata, la ubicación de la bodega es fundamental, ya que es necesario que esté ubicada en puntos estratégicos que permitan acceder de manera expedita a los diferentes puntos de la capital.

 

En Kipp nos hemos vuelto un excelente partner estratégico para el proceso logístico de algunas empresas, ya que ofrecemos bodegas y centros de almacenamiento a la medida de las necesidades de cada cliente.

 

¿Eres de los que busca una bodega o centro logístico compatible para tu compañía? Entonces has llegado al lugar correcto. Visítanos en www.kipp.storage o contáctanos directamente a nuestro correo contacto@kipp.storage.

 

Bibliografía:

 

https://www.supplinkplan.com/blog-es/como-reducir-costos-de-distribucion/

https://blogs.x.uoc.edu/logistica/claves-recomendaciones-gastos-envio/

https://enviame.io/descubre-como-reducir-costos-de-distribucion-de-tu-negocio/

 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir

Ícono FacebookÍcono TwitterÍcono LinkedIn