¿A qué nos referimos con artículos frágiles?

 

 

¿Te vas a cambiar de casa y llegó la hora de empezar a embalar? ¡Que no cunda el pánico! Créenos, nada es tan terrible como parece.  Si bien es cierto, (y ya lo habrás leído en nuestro blog) la logística y preparación de una mudanza siempre resulta bastante estresante. Es por eso que se deben tomar todas las precauciones necesarias, especialmente en lo que al embalaje de objetos frágiles se refiere. 

 

¿A qué nos referimos con artículos frágiles?. Se nos viene a la cabeza la clásica ¨herencia de la abuelita¨. Cosas que de solo mirarlas, pareciera pueden romperse: floreros de cerámica, platos, juegos de vasos y copas.También, aunque no lo creas, caben dentro de esta categoría algunos objetos electrónicos como televisores, aparatos de audio y electrodomésticos. 

 

Pero, vayamos al grano.Lo primero que debes hacer es identificar qué artículos tienes en tu casa que pudiesen caber dentro de esa categoría y tener claro que hay cinco elementos que serán tus mejores aliados durante este (latero, pero necesario)  proceso de embalaje de artículos frágiles: papel de diario, alusa plast, plástico de burbujas, cajas de cartón (elemental que sean muy firmes) y cinta adhesiva.

 

¿Ya los tienes? Ahora atento a estos consejos que desde Kipp tenemos para ti .

 

10 Consejos para embalar objetos frágiles

 

 

1.La base es fundamental: para que el embalaje y logística de cosas frágiles sea un éxito, en la parte inferior de cada caja debemos colocar algún tipo de material blando que haga las veces de colchón. Algunas buenas ideas pueden ser pelotas de papel (diario o revistas de esos que no lees y solo ocupan espacio), cartones o envases de huevos.

 

2.Todo lo frágil debe embalarse por separado: no se recomienda embalar dos productos frágiles en un mismo empaque, ya que al estar en contacto pueden dañarse mutuamente. Cuanto más delicados sean los materiales de los que están hechos tus ¨tesoros¨, mayor será el cuidado que habrá que tener al envolverlos.

 

3.Evitar el movimiento de los objetos dentro de las cajas: en la caja que estés utilizando para embalar no deben quedar espacios libres, ya que de esa manera evitarás que los objetos se muevan y choquen entre sí. Para el embalaje y logística de material frágil lo ideal es rellenar los espacios vacíos con algún material ligero y resistente o bien, utilizar la misma cinta adhesiva para fijar los artículos en el interior de la caja (pero siempre pegados a algún relleno).

 

4.Los artículos electrónicos deben ir en cajas lo más parecidas a su embalaje original: un excelente ejemplo son los televisores de pantalla plana (nadie quiere que se le rompa el plasma que compró con sangre, sudor y lágrimas). Si bien en Kipp no fomentamos el acumular ¨cachureos¨, en el caso de los artículos electrónicos tenemos la excepción  que confirma la regla. Al ser objetos frágiles requieren de un embalaje más complejo, por lo que es mejor guardar las cajas, ya que además traen consigo las piezas necesarias para ajustarlos en su interior. 

 

5. Frágil: claro y visible para todos:  es fundamental anotar la palabra «Frágil» en el exterior de las cajas. También te recomendamos, en el caso que ocupes una empresa de mudanzas y logística, dejar instrucciones sobre el sentido en que conviene colocarlas (evitar poner otros bultos pesados por encima, etc). 

 

6.Cajas de cartón de buena calidad: es necesario que las cajas en las que embalas tus artículos frágiles sean de un cartón resistente y lo suficientemente firmes para que al cerrarlas queden bien selladas. ¡Ojo con querer ahorrar en cinta adhesiva! Es preferible excederse un poco, ya que si una caja se desmonta o se desfonda durante el traslado, las consecuencias pueden ser irreparables (que si sucede, al menos que no sea por coñete).¡Lo barato puede costar muy caro!

 

7. Utiliza productos especializados ya existentes en el mercado: existen productos de embalaje que fueron creados especialmente para el transporte de objetos frágiles (si, hay personas que destinan sus capacidades en lograr este milagro). Si bien son un poco más costosos, pueden ser una buena opción para proteger tus cosas más valiosas. Volvemos a enfatizar en el punto: no seas ¨coñete¨.

 

8.Hágalo ud.mismo: antiguamente no existían las empresas de mudanza y las personas tenían que hacer ellas mismas su propio proceso logístico. Y, aunque suene paradójico, si bien era más largo, se rompían muchas menos cosas. Ahora todo va más rápido y la mayoría de las veces es necesario contar con una empresa que nos preste apoyo, pero la recomendación para trasladar esas cosas que tanto cuidas es tratar de hacerlo tú mismo. Tal cómo dice el refrán , ¨Juan Segura vivió muchos años¨.

 

9. Etiqueta las cajas: además de saber qué contiene cada una, te ayudará a saber qué prioridad darle a cada una y evitarás dejarlas abiertas exponiendo los objetos a cualquier tipo de daño.

 

10. Arrienda una mini bodega (¡si, con Kipp!): no siempre el espacio con el que contamos actualmente es el mismo del lugar al que nos mudaremos y, la sola idea de tener que deshacernos de ciertas cosas que son de cierta manera ¨un cacho¨(floreros antiguos, loza heredada, lámparas, etc), nos da dolor de guata. Una excelente solución es que nos contactes y juntos veamos una alternativa de bodega que se ajuste a tus expectativas de presupuesto y ubicación. ¡Estamos para ayudarte en todos tus temas que requieren bodegaje y logística!

 

Esperamos que nuestros consejos te hayan sido de utilidad y recuerda. Si buscas una bodega o quieres arrendar un espacio que no usas, en Kipp te estamos esperando con los brazos abiertos.

 

Fuentes:

 

https://www.sanantoniomudanzas.es/embalar-objetos-fragiles/

https://www.consumer.es/bricolaje/nueve-consejos-para-embalar-objetos-fragiles-antes-de-una-mudanza.html

https://safestorage.pe/consejos-embalar-cosas-mudanza/

 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir

Ícono FacebookÍcono TwitterÍcono LinkedIn