La pandemia ha obligado a muchos a buscar nuevas formas de generar ingresos, ya que con las cuarentenas ha sido muy difícil continuar con algunos tipos de trabajos, y por ende tener el mismo sueldo de antes. Es por esta razón que te presentamos una excelente forma de generar dinero extra, se trata de subarrendar algún espacio que no estés utilizando y quieras sacarle provecho, como por ejemplo una bodega, para que otra persona lo pueda utilizar como lugar de almacenamiento. 

 

En Kipp te ayudamos a dar a conocer tu espacio disponible para el  arriendo de bodegas, a todos los que lo busquen, e incluso encuentra y te conecta con quienes viven en el mismo sector para la comodidad de ambas partes. A continuación te contamos todas las ventajas que puedes tener al ser un kipper:

 

  • Ingreso base: Te pagamos $5.000 mensuales por metro cuadrado, mientras la bodega esté vacante.
  • Pagos al día: Te pagamos puntualmente, incluso si tu arrendatario se atrasa.
  • Visibilidad: Serás parte tanto del catálogo del sitio, así como también de otras plataformas relacionadas del rubro.
  • Proceso 100% digital: Los tiempos donde había que ir a la notaría para estos trámites se acabaron, ya que en Kipp todo es completamente digital y puedes firmar los documentos online cómodamente desde tu hogar.

 

En Kipp tienes la solución definitiva para generar esos ingresos extras que tanto necesitabas, ya que podrías ganar hasta $15.000 mensuales por metro cuadrado. E inclusive, puedes comprar una bodega, dejarla a nuestra administración y recibir un retorno del 15% anual sobre tu inversión. 

Cabe mencionar que tu espacio de bodega podría ser utilizado para almacenar objetos de empresas, pymes, uso personal o mudanzas, por lo que las opciones de encontrar un arrendatario son infinitas. 

¿No te parece una alternativa bastante buena para generar más dinero? Ya que ni siquiera debes hacer algo, solo debes dejar que ocupen el lugar y recibir los ingresos tranquilamente desde la comodidad de tu hogar.

 

Qué es subarrendar?
 

Según la Real Academia Española, subarrendar significa: “Dar, o tomar, en arriendo (algo), cuando uno de los intervinientes en la operación es ya su arrendatario”. 

Por ende, se entiende que es un arrendatario de un inmueble que desea arrendar a otra persona uno de los mismos espacios que él arrienda, como por ejemplo una habitación o una bodega que no esté utilizando. En ese sentido, en este artículo nos enfocaremos solo en fines de almacenamiento de objetos y no de vivienda. 
 

Subarrendar espacios de casas o edificios para guardar objetos es bastante habitual en nuestro país, porque no todos cuentan con grandes lugares disponibles para almacenaje, y amontonar cosas nunca es la mejor opción, debido al polvo y el desorden. Es por ello que ofrecer el servicio de arriendo de minibodegas es una excelente alternativa para generar ingresos extras que ayuden en el pago de cuentas como los gastos comunes, arriendos o deudas.

 

Es legal subarrendar en Chile

 

Sí, es completamente legal subarrendar en nuestro país, a menos que alguna de las partes deje por escrito lo contrario en el contrato de arriendo. Así se estipula en la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile: “Se entenderá siempre implícita la facultad del arrendatario de subarrendar, salvo estipulación en contrario en el mismo contrato”. Es decir, que el arrendatario tiene toda la facultad de subarrendar su bodega para los fines que estime convenientes. Sin embargo, siempre es recomendable informar esta situación al dueño de la propiedad para evitar problemas, emitiendo un documento escrito que dé la autorización para subarrendar.

 

Requisitos para subarrendar

 

No necesitas requisitos para subarrendar, solo debes asegurarte que las condiciones de tu bodega sean las más óptimas, como por ejemplo, que tenga buena ventilación y temperatura, es decir, que esté libre de humedad o de calor extremo para evitar estropear los productos que se guarden, así como también que esté alejada de los transformadores eléctricos que puedan causar incendios o de cañerías que inunden el lugar durante una fuga.

 

Otro factor importante a considerar es la seguridad, pues ninguna persona o empresario se va a arriesgar a guardar sus pertenencias en un lugar que sea de fácil acceso a robos. Es por esta razón, que en Kipp tenemos disponibles chapas de seguridad, cámaras WIFI, cambios de cerraduras, racks y repisas para el stock. Todo esto para que puedas brindar una mayor confianza y garantías al arrendatario de tu bodega.

 

¿Cómo se hace? ¡Muy fácil! solo debes inscribirte y nosotros nos pondremos en contacto contigo para agendar una visita a tu bodega. Luego, te enviamos el contrato y subiremos la información de tu espacio a nuestra plataforma para que los arrendatarios interesados puedan encontrarla.

¡Subarrendar tus espacios ociosos nunca fue tan rentable! porque gracias a Kipp podrás generar ingresos de ello sin hacer grandes esfuerzos. No esperes más para ser un kipper y aprovecha al máximo tus posibilidades de tener más dinero.

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir