Cajas, organizadores, canastos: santo remedio

 

utiliza cajas organizadoras para optimizar tus espacios

 

Ordenar la casa es una lata. Todos estaremos de acuerdo que leer un libro o ver nuestra serie favorita en Netflix es más atractivo que pensar en optimizar espacios y organizar tu hogar. Si bien está comprobado que el hacerlo nos pone en estado ¨zen¨ y nos ayuda a mantener optimizado nuestro espacio, solemos decirnos a nosotros mismos que nunca tenemos el tiempo necesario (que a la larga no nos lo creemos ni nosotros).

 

Hasta que finalmente llega el día en el que ya sea porque nuestro Pepe Grillo interno no nos deja en paz, o bien el estrés que produce el desorden es tal, que decidimos “poner orden”. 

 

Si has llegado a ese punto, felicitaciones (si no, revisa nuestro blog y te aseguro encontrarás la motivación que necesitas). Ahora lo fundamental es tener claro qué método utilizarías.

 

 En Kipp somos expertos en temas de almacenaje y logística. Y no solo eso, también somos conscientes que lo principal a la hora de establecer una rutina de orden, es sentirse cómodo y estar convencido  que el método estás utilizando para ordenar te resulta cómodo, práctico, rápido y útil. ¿Una buena opción? Utilizar cajas, canastos y organizadores de varias formas, que nos facilitarán el dejar la casa ¨tiki taka¨.

 

¡Vamos por parte!

 

aprendamos a optimizar

 

El clóset: aquí la fórmula no es meter todo mal doblado en cajas solo porque sí. Es mucho mejor que la ropa esté guardada a la vista, organizada en los estantes o cajones. Será más fácil de localizar y no desordenamos cuando busquemos algo en concreto. Es así como en este caso el rol de las cajas será ayudarnos a optimizar el espacio al máximo. Si nuestro clóset no tiene el espacio necesario para guardar ropa de dos estaciones (ese es un lujo que hoy pocos pueden darse), siempre podemos optar por un par de cajas para almacenar la ropa que no usaremos durante una temporada. Solo debemos asegurarnos que compramos las cajas del tamaño adecuado para que quepan en los estantes más altos, o debajo de algún mueble.También podemos recurrir al recurso de los separadores de cajones. Por ejemplo, para ordenar nuestros calcetines o ropa interior.

 

Living o sala de estar: puede sonar extraño, ya que este es uno de los lugares de la casa al que ponemos especial atención cuando de temas estéticos se trata y la idea de poner cajas de almacenaje puede sonar un poco extraña y fuera de lugar, considerando que este espacio está pensado para relajarse y compartir otros (nadie quiere su living convertido en bodega). Pero te recordamos que hoy en día existen un sinfín de modelos de cajas y canastos que además de decorar, sirven para almacenar cosas. Puedes elegir entre materiales como madera, fibras vegetales o cartón forrado. Si necesitas poner un poco de orden puedes conseguirlo fácilmente y de paso personalizar el espacio con tu propio estilo.

 

Escritorio: este es otro de los espacios en donde las cajas son muy útiles, ya que si el espacio no está optimizado y ordenado, puedes tropezar eternamente con útiles de escritorio y libretas. Portalápices, pequeñas cajas plásticas con cajones y organizadores de libros y carpetas nos pueden ayudar a mantener nuestras cosas ordenadas. También puedes aprovechar el espacio de las paredes, instalando organizadores colgantes y repisas (que de paso, están súper de moda).

 

Baño: para organizar y optimizar el espacio  del baño lo más fácil es conseguir cajas o contenedores que quepan bien en los estantes. En el caso que no cuentes con estantes o estos sean demasiado chicos, siempre puedes colocar canastos o cajas en el piso. Idealmente estos deben tener tapa, ya que harán que se vea más ordenado y armónico. También recuerda que puedes sacar provecho del espacio que ofrecen paredes y puertas, ya que puedes utilizarlas para colgar organizadores.

Importante: nunca uses cajas de cartón o de papel porque con la humedad ambiente será crónica de una muerte anunciada.

 

Despensa: este es otro sector de la casa en el que tenemos que invertir mucha energía para que permanezca ordenado. Para poder mantener el espacio optimizado, podemos poner cajas plásticas y utilizarlas para guardar productos que sean del mismo tipo. Por ejemplo, los aliños. También podemos recurrir al recurso de los contenedores herméticos  y tuppers para guardar alimentos como cereales, arroz, pastas y legumbres (y los chocolates, obvio). Otra excelente opción son las repisas metálicas, que las puedes instalar directamente en los espacios que tengas disponibles y te servirán para armar pequeños sectores dentro de tu misma despensa y dejar todo ese espacio optimizado.Recuerda que cuando hablamos de almacenar alimentos siempre es mejor tener cajas de plástico para poder lavarlas en caso de derrames.

 

¿Te han gustado estas recomendaciones que como equipo hemos preparado para ti? Recuerda venir a darte una vuelta por nuestro blog de vez en cuando. Todas las semanas estaremos subiendo consejos útiles sobre almacenaje, bodegas y logística. ¡Te esperamos!

 

Además recuerda que si a pesar de tener ya en tu poder todo tipo de cajas organizadoras y canastos, el espacio no alcanza, siempre puedes contactarnos y juntos podemos buscar una bodega que se acomode a tus necesidades. ¡Palabra de Kipp!

 

Fuentes:

 

https://www.houzz.es/revista/como-tener-toda-la-casa-ordenada-usando-cajas-stsetivw-vs~95113278

https://www.pizcadehogar.com/ideas-para-organizar-banos-pequenos

https://www.frugalisima.com/7-consejos-para-mantener-tu-escritorio-ordenado-y-tu-mente-en-paz/

https://www.lavanguardia.com/vivo/como-hacer-diy/20191107/471440192690/como-aprovechar-espacio-ordenar-casa-cajas-creativas-ahorrar-tiempo.html

 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir

Ícono FacebookÍcono TwitterÍcono LinkedIn