Algunas veces realizar un cambio de oficina puede llegar a ser un dolor de cabeza por el tiempo invertido, los documentos que se requieren, el mobiliario, etc. Por eso te compartimos las siguientes recomendaciones para que tu proceso de traslado a otra oficina sea siempre óptimo.

 

Presupuesto

 

El presupuesto para cambiar de oficina es esencial, siempre se debe de tener en mente, por lo tanto, es importante contar con diferentes opciones de arriendo de oficinas y buscar un traslado que se adapte a tu presupuesto, analizando costos, servicios, ubicación, y gastos adicionales

 

Personal a cargo de la mudanza

 

Normalmente la mudanza de una empresa nos lleva más de una semana, dependiendo lo grande que sea, realizar un cambio es un cometido de mucha responsabilidad y se realiza a través de un plan que se lleva a cabo a través de un líder que se hace cargo del resto del equipo, él designará actividades para minimizar los riesgos y resolver los problemas de una manera sencilla.

 

Oficina Nueva

 

Antes de comenzar a empacar y contratar la mudanza es importante que ya se cuente con la nueva oficina, para hacerlo debes tener en cuenta el dinero que se invertirá en ella y la funcionalidad del espacio para estar seguros de que todos los bienes se podrán almacenar en la nueva oficina. Lo recomendable es que cada trabajador tenga un estimado de 1.50 m de separación, otros puntos considerables son el crecimiento de la empresa, la iluminación de la oficina, el transporte, la seguridad, y la ubicación para los clientes, entre otros.

 

Cronograma

 

El tiempo es vital para el traslado de la mudanza, ya que si esta se retrasa mucho tiempo hay factores que salen afectados como la productividad del equipo o el cumplirle a algún cliente. Para el plan de mudanza se debe establecer una fecha exacta de preferencia en fin de semana y se debe tener en cuenta el tiempo de instalación, el traslado de documentación, la conectividad y el funcionamiento de los equipos.

 

Espacio

 

Cuando se cambia de oficina se tiene la oportunidad de mejorar el ambiente laboral y así mismo el rendimiento beneficiándose de cada espacio, ya que se puede acomodar de una forma diferente según la empresa, cerciorándose de que el empleado se pueda mover fácilmente y que la comunicación sea mejor. Siempre puedes almacenar lo que no vayas a usar en la oficina nueva en una bodega.

 

Profesionales en mudanza

 

Contratar una empresa de mudanza para trasladar tu oficina es la mejor opción para proteger tu inmobiliario, gracias a esto tendrás un proceso mejor organizado y sin riesgo, esto de igual forma te ayudará a proteger los bienes de la empresa. Este proceso es más eficiente y ahorrativo ya que ellos mismos se podrán encargar de la carga y descarga de estos.

 

Gastos extras: 

En la nueva oficina es normal que tomemos en cuenta que existirán gastos extras, ya que surgirán necesidades que tal vez no tenían previstas, algunos de ellos serían: Retoque de pintura, escritorios, reparaciones en los inmuebles, accesorios, etc.

 

Encuentra el espacio que necesitas en Kipp.storage y hazla bien en el primer intento.


 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir