No dejes que nada opaque tu experiencia:

 

buena experiencia al arrendar una bodega

 

Como buenos expertos en temas de bodegaje , en Kipp somos los primeros en afirmar que uno de los principales objetivos de arrendar una bodega es poder almacenar de manera segura nuestras pertenencias o stock y tener un acceso fácil a estos. ¡Todo sin complicaciones!

 

Como equipo  hemos detectado que hay ciertos errores que algunos usuarios suelen cometer cuando gestionan el arriendo de bodegas para auto almacenaje.Acá te dejamos algunos ejemplos.

 

Toma nota y prepárate para  aprovechar los beneficios del almacenamiento ¨en todo su esplendor¨.

 

¡Atento!

 

¡Tú no lo hagas!

 

no cometas estos errores al arrendar una bodega

 

 1.El tamaño sí importa: elegir una bodega de un tamaño incorrecto es sinónimo de problemas y pérdida de dinero. Si tienes un presupuesto ajustado, tendrás que ser aún más consciente de esto y tomar las medidas correctas desde el principio. De buenas a primera, puede parecer más barato guardar todas sus pertenencias en una unidad de menor tamaño, pero te estarás arriesgando a dañar tus artículos. En el caso contrario, una unidad más grande de lo que realmente necesitas será una pérdida de recursos. ¿Nuestro consejo? Calcula bien el espacio que necesitas (puedes utilizar la herramienta cubicador presente en la descripción de cada bodega. ¡Como siempre Kipp un paso adelante!) .

 

2. Más espacio. ¿Más desorden?: el tener un espacio extra no nos debe servir de excusa para acumular y adquirir cosas que no necesitamos. Cualquiera de estas dos opciones frustra cualquier intento de orden y no coopera con lograr un almacenamiento óptimo.

 

3. Organizar, luego almacenar: tal como todo lo que sube, tiene que bajar, lo que entra, tiene que salir. Es decir, todo objeto que ingrese a la bodega será necesario sacarlo en algún momento y es mejor hacer un esfuerzo y tomarse el tiempo para empacar las cosas de manera adecuada y segura. Puede resultar un poco más tedioso, pero agradecerás haberlo hecho cuando llegue el momento de vaciar la bodega o recuperar alguna de tus pertenencias.

 

 4. No etiquetar las cajas: un gran consejo a tener en cuenta al organizar tus pertenencias es etiquetar todas las cajas y contenedores. Será mucho más fácil encontrar artículos cuando simplemente puedas leer una etiqueta para saber qué contiene cada caja.

 

5. Artículos mal embalados: embalar correctamente los artículos es un primer paso para un proceso de almacenaje exitoso, ya que si tus pertenencias no pasan esta prueba de fuego, habrás fracasado en el proceso. Desde Kipp te invitamos a elegir materiales de embalaje de buena calidad (aquí se aplica el clásico ¨lo barato, cuesta caro¨) . 

 

6. Almacenamiento de alimentos y atracción de plagas: uno de los principales elementos que pueden poner en jaque la integridad de tus pertenencias son las plagas y  los alimentos (independiente de su categoría) son una de las mejores maneras de atraerlas. Ya sea por una rotura de empaque u olores fruto de la descomposición (entre otros), es un hecho que ante el más mínimo descuido en la manipulación de estos, se corre el riesgo de ser víctima de ratones, hormigas, etc.  En general es importante analizar lo que se va a conservar, ya que algunos elementos pueden poner en riesgo tus pertenencias.

 

7. No realizar una investigación adecuada: antes de alquilar una unidad de almacenamiento es fundamental dedicar un tiempo a hacer las preguntas que se estimen convenientes y verificar que las instalaciones estén en correcto estado. Antes de firmar cualquier contrato o contrato de alquiler resuelve todas tus preguntas, Y no olvides chequear la reputación de la empresa en internet. Esto lo puedes hacer escribiendo en Google  su nombre seguido de  la palabra “reclamos”.

 

8. Lleva un registro de lo almacenado: es muy importante realizar una lista de todo lo que vas a trasladar a tu bodega de almacenamiento. La memoria es frágil, por lo que tener todo inventariado será una excelente ayuda cuando más adelante quieras intentar buscar  tus cosas. Revisa esta nota en nuestro blog sobre cómo realizar un inventario.

 

Esperamos que nuestros consejos te sean de utilidad y puedas vivir tu experiencia de almacenaje al máximo.

 

Si aún no te motivas, te invitamos a que revises nuestra sección de bodegas disponibles y veas la que más se acomoda a tus necesidades.Por otro lado, si tienes un espacio que no usas, nosotros nos hacemos cargo.Solo necesitas ingresar a nuestra web, completar la información requerida sobre la bodega y listo. En base a la información entregada por ti, nos pondremos en contacto contigo y una vez que la bodega sea publicada, nuestro equipo de expertos se encargará de mostrar y gestionar el arriendo con el potencial interesado.

 

¡Kipp us in mind!

 

Fuentes:

 

https://multibodegas.com.mx/no-cometas-estos-errores-al-usar-una-minibodega/

https://rentaespacio.co/errores-comunes-en-el-almacenamiento-que-hay-que-evitar/

 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir

Ícono FacebookÍcono TwitterÍcono LinkedIn