¿Alguien dijo cambio de estación?

 

tips para ordenar tu closet

 

A medida que el clima empieza a cambiar, los pantalones cortos, poleras, vestidos y sandalias comienzan a perder protagonismo, dando paso a los abrigos y otras prendas de vestir invernales. Es por esto que es muy necesario que realices un plan de almacenamiento para el recambio de ropa. De lo contrario, puedes provocar que los armarios y cajones queden repletos y  eventualmente, tu ropa pueda llegar a dañarse. 

 

Acá te dejamos algunos consejos para hacer de esta transición verano - invierno un proceso amigable.

 

8 consejos para un proceso exitoso

 

haz el cambio de estación en la ropa de tu closet

 

1. Decide qué ropa debes almacenar: ¿Qué cantidad de tu ropa de verano no usas? No pierdas el espacio que tienes guardando ropa que no volverás a utilizar cuando vuelvan a subir las temperaturas. Ya sabes nuestra máxima: si no lo utilizas, déjalo de lado ( botar, regalar, reciclar: tu escoges el verbo).

 

2.Escoge lugares adecuados para guardar tu ropa: esta no se puede almacenar en cualquier lugar, ya que debe mantenerse en un ambiente seco, bien ventilado, alejada de las fuentes de calor  y el exceso de luz solar. Puedes alquilar una bodega de almacenamiento para ayudarte con esta tarea (en Kipp te ayudamos, obvio).

 

3. Lava toda la ropa antes de almacenarla: parte fundamental del plan de almacenamiento de ropa es lavar y secar las cosas antes de guardarlas (sobre todo si quedará en una bodega) , especialmente si se usaron con regularidad. Incluso si algo parece estar limpio, de igual manera es necesario lavarlo  antes de guardarlo. Por ejemplo, las manchas de transpiración. De buenas a primeras no se ven, pero si las dejas estar, además de volverse notoriamente visibles, más difícil será eliminarlas. Sabemos que no es agradable de leer, pero los insectos (sobre todo las clásicas polillas), se sienten atraídos por la suciedad.

 

4. Si se dañó, repáralo: para almacenar tu ropa de verano en las mejores condiciones posibles, te recomendamos dedicar algún tiempo a separar lo que necesite arreglo. Y, en caso que no lo tengas, deshacerte de ello. Recuerda: el norte debe ser optimizar el espacio (si, una bodega puede ayudar, pero no te aconsejamos usarla de basurero).

 

5. Prefiere el plástico: los contenedores plásticos pueden ser muy útiles para almacenar tus cosas. Si bien el cartón también podría servir, ten presente que este material es más susceptible a la infiltración de plagas. En cambio, los contenedores de plástico proporcionan un sello hermético que evita la entrada de polvo y humedad. Además, son más resistentes y se pueden apilar de manera más segura que las cajas de cartón.

 

¡Ojo! Evita sobrecargar las cajas. Muchas prendas de vestir están hechas de fibras naturales, por lo que es necesario que circule el aire entre estas. 

 

Algunos ¨extra¨ que te harán la pega más fácil: 

1.Etiqueta las cajas para que la búsqueda sea más fácil. 

2. Guarda la ropa más voluminosa en el fondo y los artículos más livianos encima.

3. Agrega paquetes de gel antihumedad.

 

6.Si llevas algo a la tintorería, no olvides cambiarlo de bolsa: si fue necesario llevar algún artículo a la lavandería para ser lavado en seco, asegúrate de sacarlo de las bolsas de plástico en la que te lo entregaron, ya que el proceso de limpieza en seco implica el uso de productos químicos líquidos. 

 

7. Las bolsas especiales para guardar ropa son una muy buena opción: si tienes algunos artículos que además de regalones, son delicados, te recomendamos usar bolsas de ropa. Chaquetas, vestidos elegantes y otras prendas que no se usan con mucha frecuencia suelen ser las que más ventajas reciben al estar almacenadas en este tipo de bolsas. 

 

8. No es necesario colgar todo: un clásico error de almacenamiento que puede llevar a que nuestra ropa se dañe es colgar cosas que realmente deberían doblarse. Por ejemplo, chalecos, blusas, camisas y pantalones.

Existen muchas opciones para guardar tu ropa de verano, incluso cuando no tienes un closet adicional. Por ejemplo, arrendar una bodega  y convertirla en tu closet para el recambio de temporada (suena como de ricos y famosos, pero en Kipp tenemos opciones para todos los bolsillos y necesidades. ¡Contáctanos! 

 

Fuentes:

 

https://www.ikea.com/es/es/ideas/como-guardar-la-ropa-de-verano-de-una-forma-segura-pubf2e986b1

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/estilo/moda/2015-09-23/cambio-de-armario-como-guardar-tu-ropa-de-temporada-sin-condenarla-al-desastre_1031708/

https://safestorage.pe/8-consejos-como-guardar-ropa-invierno/

 

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir

Ícono FacebookÍcono TwitterÍcono LinkedIn